Capítulo XVIII: El descanso de los CASTs (Parte I)

Posted on julio 30, 2010

0


Resumen del episodio anterior:

La justicia se hizo para el profesor Kazashi, del que fué arrestado por Yuzuki y su propia creación liberada de toda tortura, Saru Kazashi. De esta misión, Yuzuki usó el favor que el capitán Wasterweich le debía, haciendo que ambos fueran a las fábricas de la GRM a llevar una vida normal. A todo esto, ambos decidieron reunirse cerca de la salida de la fábrica de la GRM. ¿Qué pasará a continuación?


Capítulo XVII

El descanso de los CASTs (Parte I)

En las fábricas de la GRM, los CASTs fueron atendidos tal y como pudieron. Arreglando posibles cosas, y con la petición de Yuzuki, que contaba con el total apoyo del capitán Wasterweich, los ingenieros de una de las manufactoras más grandes del sistema Gurhal estuvieron en ese momento a las órdenes de la AMF, en el que ellos recibían armas de dicha organización.

La operación se llevó a cabo con la duración de un mes entero. Intercambiar circuitos viejos por los nuevos, conservando las memorias de ambos héroes y sobretodo, debido a unas ideas que implementaron jefes de ingeniería de Photon, decidieron mejorar la situación de Saru Kazashi. No quisieron quitarle la sangre y la meatalina que tenía, que era la carne derretida del Sukumi Kun clonado. Con las ideas que tuvieron el profesor Kazashi, al preso le obligaron a explicar la anatomía de lo que sería su hijo. Obviamente, como rechazaba soltar el secreto, según lo que sufrió Saru Kazashi dentro de aquella cápsula, el trato casi fué el mismo.

No hubo piedad para él, pues era producto de tortura de alguien maléfico que no deseaba otra cosa que el empleo de CASTs sin libertad, sólo con la única intención de matar a los enemigos de los terroristas, a pesar de haber demostrado en varias ocasiones la colaboración del GRM con el Endrum, secreto que no es revelado a todo el mundo.

Aunque lo que hicieron al profesor Kazashi era encarcelarlo en una cárcel de una profundidad de 2km, y con una seguridad grandiosa de la que no disponía cualquier cárcel. Era considerado como alguien que mediante la corrupción, se convirtió en la encarnación del mal, lo que no haría ver el mundo por mucho tiempo.

Finalmente ambos CASTs fueron reparados. En primer lugar salió Yuzuki de aquel experimento, que con la colaboración de algunos miembros de la Comunidad de Gurhal, pudo cumplir su deseo. El que tardó más de lo esperado, era Saru Kazashi. La sangre y la meatalina de su anatomía era uno de los mayores problemas. A uno de los jefes de ingeniería le encantó la idea de tener un aspecto más parecido al de los humanos. No obstante, debido a lo peligroso que puede llegar esa idea, prefirieron tomarlo como uno de los secretos apreciados de la GRM.

Saru ya fué reparado en su totalidad. Pudo ver bien todo lo que rodeaba, y al salir de la fábrica del GRM, se encontraba en un lado sentado su amiga Yuzuki en uno de los bancos del estado mirando el cielo. Al darse cuenta de la presencia de él, miró al CAST que apreciaba mucho.

Ey Saru, por aquí. -Saludó la CAST con un gesto de que viniera el confuso héroe.

Pero Saru no se quedaría quieto. También se sentó al lado suya, mirando a ella, que no comprendía la mirada al cielo.

Oye Yuzuki, ¿porqué muchas veces miras el cielo?

Porque eso es sinónimo de libertad. Ahora que somos totalmente libres, yo soy la primera en hacerlo.

Mmmm. ¿Eso de donde lo has aprendido?

De la sociedad. A pesar de que no le dí mucha importancia debido a mis anteriores trabajos, ahora esto que hago, lo veo más importante que otras cosas en mi vida.

Así que tu aprendes mucho de todo esto. ¿No?

Si. -Miró a Saru con una mirada cariñosa tratándolo de embobarlo. –Por cierto Saru. ¿Has pensado en registrarte ya en los GUARDIANs?

Lo que no sé, es donde.

¿Ves esa entrada? -Señaló con su mano derecha la dirección que debería de tomar. –Pues ahi te diriges al distrito central. Nosotros estamos en el distrito oeste. Si coges el camino al distrito este, irás al sucursal de los GUARDIANs. Una vez que estés ahi, haz lo que te pidan. Y ten esto. -Le ofreció una ficha con el símbolo de los GUARDIANs. –Si alguien te pregunta que si conoces a alguien de esta organización, presenta esto.

¿Ehhh? ¿Y esto? -Preguntó sin comprender el uso.

Es una ficha que me pertenece. Si la presentas, sabrás que te recomendé yo a los GUARDIANS. Aunque me gustaría pedirte un favor más. ¿Me lo permites?

Mmmm. Adelante.

Cuando acabes de registrarte, ve a estas coordenadas que te indicaré desde esta ciudad.

Vale.

A mí me gustaría acompañarte al surcursal de los GUARDIANs, pero tengo cosas que hacer. Mi equipo me espera para una reunión. Te veo luego, ¿Vale Saru?

Bien, que así sea.

Saru se fué paseando lentamente al distrito donde se situaba su destino. De ahi, formaría a pasar parte de los GUARDIANs. Mientras la imagen de Saru se menguaba a los ojos de la CAST, llevando a cabo lo necesario para licenciarse como uno de ellos, Yuzuki se dirigió a la reunión que tenía planeada. A todo esto, ¿Qué ocurriría después de que Saru se uniera a las filas de los GUARDIANs? ¿Que sería de esa reunión de la que Saru Kazsashi no recibió muchos datos a excepción de unas coordenadas?

Continuará…

Anuncios