Capítulo XII: La heroína de un héroe (Parte III)

Posted on julio 5, 2010

0


Resumen del episodio anterior:

Mientras el profesor Kazashi estaba con su experimento, Yuzuki se pasó mucho tiempo en la casa de aquella extraña. Pero desde aquel momento, le cambió mucho. Un pasado torturado y olvidadizo, ¿Qué se esconde en la vida de Yuzuki? ¿Qué será del destino de ella y de su fallecido amigo Sukumi? Aun quedaban muchas preguntas por resolverse, pero el tiempo se encargaría de decir la verdad a todo esto.


Capítulo XII

La heroína de un héroe (Parte III).

La CAST en ese momento estaba en su habitación sola y tranquila. Había acabado una misión, y con un pequeño yoyo metálico que tenía, empezó a jugar con él estando tumbada en la cama. Tan tranquila estaba, que no parecía preocuparse por nada. Pero había algo que siempre estaba en la mente de ella. Y no era de un amigo que había muerto hace unos cinco años y que encima era ya un objeto del profesor Kazashi. Y hasta su nombre estaba grabado con fuego permamente para ella, porque sabía perfectamente que quería verlo con vida una vez más, para volverlo a amar, que era lo que ella había deseado desde el principio.

Sukumi … ojalá el profesor Kazashi te diera una buena vida, mejor que la que tengo yo. -Dijo mirando una foto que tenía de él, cuando era ya había cumplido los 18 años. –Si volvieras a la vida para expresar mi amor a …

Pero fué interrumpida por una llamada de su teléfono visionario situado en su escritorio.

Yuzuki, te necesito para una cosa urgente. -Dijo mostrando un humano de unos 30 años.

¿Urgente? ¿De qué se trata señor?

Tenemos que capturar a un nuevo criminal. Al parecer tu pareces conocer al profesor Kazashi según me informó el AMF.

¡¿El profesor Kazashi?! ¡Claro que lo conozco!

Pues tenemos un problema grande. -Pausó y después continuó. –Algunos de los habitantes de Neudaiz han desaparecido sin dejar rastro. Sin embargo, gracias a un miembro de la Comunidad de Gurhal, pudimos detectar a uno de los robots del profesor llevandose los cadáveres.

Se de lo que hablas. ¿Donde debo de ir mi señor?

Ve a la base de la AMF en Parum. Después, deberás de ir tu sóla, si es que eres muy conocedora de esta situación. Sino, puedo enviarte GUARDIANs especializados en la exploración.

Bien, voy para allá.

Y así, la nueva GUARDIAN partió rápidamente a la base de la AMF en Parum. Sin embargo, conociendo la reputación de la CAST, no muchos soldados miraron bien a ella. Muchos de ellos parecían mirar como si quisieran rendir cuentas con ella al haber desactivado los gadgets que alteraron una sección del GUARDIAN’s Colony. Después de esas miradas de los soldados, que no parecía mostrar sentimiento alguno, un capitán de escuadra se le acercó a ella. Sin mucho gusto de verla, empezó a hablar seriamente.

Mmmm. Así que la traviesa está aqui. Dime, ¿has venido a por el profesor Kazashi?

Así es.

Ya veo. -Mesó su casco. -¿Y te importa si te pido, que te cueles en la base del profesor Kazashi?

¿Como? Esa misión … ¿me la da a mi?

Si, pero esta misión es secreta. Va a ser tu primera misión secreta para la AMF, Yuzuki.

Pero si sabes lo que hice, ¿Porqué me llamas a mi, y no a otro?

Tu eres la única que sabes del profesor. Además, uno de mis soldados me comunicó que buscabas algo que te importaba mucho. ¿No es así?

Yo … -Dijo callada, como si dara la razón al capitán.

Digamos que de una manera u otra, sé porqué contactastes con él, bajo un intento de “resucitar” a un amigo humano. ¿Si o no?

Pero Yuzuki parecía callada todo el rato. No decía nada y ni se molestaba a contestar.

Mmmm. Sino me dices nada, es que supongo que me darás la razón. ¿Me equivoco?

La CAST sólo asintió para responder a esa pregunta.

¿Sabes? Me recuerdas a uno de mis hombres, que intentó revivir a un compañero suyo, y aunque se desesperó mucho, al final lo consiguió. -Dijo moviendose de un lado para otro recordando viejos tiempos del CAST. –Nosotros por ley debemos de castigar a quienes hacen crímenes, parecido a lo que tu hicistes en el GUARDIANs Colony. Sin embargo, de forma generosa, y como parcialmente, te entiendo, te ofreceré dos cosas a cambio, si consigues localizar la base del profesor Kazashi para que destrocemos toda relación con él.

¿Toda relación?

Si, lo has oido bien, toda. -Miró inquisitvamente a la CAST. –Si realmente quieres a tu fallecido amigo, te ordeno también que lo recogas, porque si nos desobedeces, un ataque a la base destruirá todo. Y si digo todo, es todo.

Señor yo … -Miraba de forma indecisa, hasta que finalmente, pensando en que conseguiría su objetivo, miró al capitán y dijo. –¡Yo aceptaré esa misión con todo gusto!

Bien. Si aceptas las condiciones, ve a la base estelar, y ve a tu destino.

¡Si señor! -Dijo mirando al capitán, y después, con unos soldados que la esperaban, se marchó a la base estelar.

Minutos más tarde, Yuzuki estaba en un caza de la AMF con destino Neudaiz. Aunque ella era quien lo sabía todo, los soldados deberían de buscar una salida para acabar con un criminal. Pero ella era quien debería de darse prisa, mucha prisa. Su amigo correría un gran peligro si fallaba en su misión. Todo dependía de un hilo que para ella, era muy importante ver, y amar una vez más a Sukumi, su mejor amigo que estaba fallecido.

Continuará …

Anuncios