Capítulo V: El orígen de Saru Kazashi (Parte V)

Posted on junio 14, 2010

0


Resumen del episodio anterior:

Yuzuki consiguió acceder a la base donde se encontraban todas las cápsulas de los caídos. Gracias al seguimiento de varias personas, pudo acceder a la base de datos de la cápsula siguiendo las indicaciones del profesor Kazashi. Sin embargo, el profesor no podía acceder a más información por una capa de seguridad que le impedía seguir. No obstante, Yuzuki, que es muy sútil para colarse en zonas donde nadie normalmente podría acceder. ¿Podría ella sacar a su mejor amigo de las garras de la muerte?


Capítulo V

El origen de Saru Kazashi (Parte V)

En aquel momento, Yuzuki se movía escondiéndose en el aire acondicionado que había antes de entrar a la base donde se encontraba aquel científico en el ordenador central vigilado por varios sistemas de seguridad. Especialmente por cámaras, que las únicas zonas donde parecían tener un ángulo muerto, es en los conductos del aire acondicionado.

Moviendose, podría ver como el ordenador central mostraba información interesante. Pero para poder ver sin problemas y sin arriesgarse a ser buscado por la justicia.

Yuzuki, he localizado tu posición. Por ahora vas bien, pero vas a tener que necesitar conectarte a una de las cámaras. Donde estás, tienes una cerca. No las toques, y conéctalas con mucho cuidado. Tienen sensor al tacto y si captan tu presencia, estarás en graves problemas.

Uhhh. Entonces seré muy cuidadosa.

Su mano derecha, que tenía posibilidad de conectar a sistemas informáticos, trataba de tener cuidado con las patrullas que hacían cada una de ellas. Tan nerviosa, y a la vez concentrada que no tenía otro lugar en su mente que el intento de hacer con la misión con total éxito.

Lo conseguire. Lo conseguiré. -Dijo la CAST acercando su conector a la cámara de vigilancia. Cuando estaba apunto de conseguir, se quitó del medio inmediatamente. –No puedo. La otra cámara casi me pilla.

Pero Yuzuki, ¿Qué haces ahora mismo? Casi lo conseguías.

Profesor, hay otra cámara vigilando a la otra.

¿Ehh? ¿De que estás hablando ahora?

Las cámaras, parecen vigilarse entre sí.

No me seas cortita, por favor. A ver, yo que trabajé anteriormente, las cámaras de seguridad vigilan lo más importante. ¿Para qué mirar entre sí? Mira ahora como van y me dices como se mueven. Cuando veas el mejor momento, te conectas, y aunque hubiera esa posibilidad de que una cámara mirara a la otra, mientras estés en el sistema, ellas no podrán hacerte nada.

De acuerdo. -Respondió sin estar convencida.

La vista analizadora de la infiltrada todavía estaba en su mente con la actitud de “pensárselo dos veces” antes de seguir. Pero eso a la vez traía seguridad, porque así le permitiría decidir el momento de actuar. Sin embargo, un flechazo tuvo recordando los fracasos que tuvo ella. Especialmente los más duros de su vida.

(¡Yuzuki! ¡Mira lo que has hecho! ¡Fuera de mi tienda, AHORA!)

(¡Pero, pero pero … mira lo que has hecho! ¡Fuera de aquí, estás despedida!)

Y finalmente, como recuerdo más fuertemente doloroso lo tenía de hace pocos días, que ese si que era difícil de olvidar.

(Tu … tu … ¡Has matado a nuestro hijo! ¡Eres una asesina, largo! ¡FUERA, FUERA!)

Desde el momento que su mente había grabado aquella escena, no tuvo otra cosa que malos momentos, haciendo que casi se descentrara de su dura tarea. Sino fuera porque luego había reflexionado y más tarde casi la pillaban, ya sería arrestada por la cárcel.

¡Bien, lo hiciste! -Dijo contento el profesor Kazashi. –Voy a cambiar todo el sistema de seguridad. No tardaré mucho.

El profesor Kazashi ya porfín consiguió su objetivo. Cuando ya desactivó todo el sistema de seguridad, él se encargó de reactivar el sistema de seguridad, haciendo que Yuzuki pudiera acceder al ordenador central sin problemas. El científico minutos más tarde fue arrestado como presunto “intruso” de un intento de robo de datos permitiendo a ella acceder minutos más tarde de asolar toda la sala.

Ahora que ella había al ordenador central, se consiguió su objetivo principal, cambiar la órden de destino de la cápsula del cuerpo de Sukumi Kun, el cuerpo de su mejor amigo.

Continuará…

Anuncios